dscn1632

La Coruña – en 3 días

Alojamiento y transporte

Para llegar a La Coruña, cogí un bus desde Finisterre hasta allí. Hay varios en el día, puedes ver los horarios en la parada del bus. Puedes comprar el billete en el mismo autobús, unos 14 € el billete de ida.

Y La Coruña me recibió lluviosa, llegué calaica a la pensión. Pensión Alianza. Donde se detuvo el tiempo hace ya, bien situada (junto a plaza Mª Pita), 2 baños completos para todos. A buen precio, 20€ noche individual. Primera tarde de paseo aleatorio, por el casco y visita al Castillo de San Marcos. Que como está de obras es gratuito, lo mejor el aljibe no dejéis de bajar.

 

Qué visitar en La Coruña

A la noche lo mejor era tomar unos vinos por la paralela a la calle Real, buen ambiente. El segundo día en la ciudad tocaba ver la parte científica. Primero el símbolo de la ciudad, la torre de Hércules, y entender porque están tan orgullosos. Me pareció muy interesante ver los restos arqueológicos. La historia de la construcción y reconstrucciones y sus vistas de la ciudad y el mar.

Los tres museos científicos – el Domus, Acuario y museo de Ciencias- son del tamaño justo, con cosas para descubrir, reflexionar y jugar. Después aprovechando que salió el sol… al fin playa, pero con sudadera. Para merendar, aprovechando que era la feria medieval, paseo por los puesto y bollo preñao -que con menos pringue también estaría bien, aún así conseguí no mancharme-.

Después tomé el bus (el 3, 3A y 5 te llevan del casco a la torre) para subir a ver el atardecer en el parque que hay junto a la Torre de Hércules. Hacía mucho aire, y eso lo hacía más especial, eso sí estuve sola, y nadie tomaba vino aguado… Después una cañas de Estrella Galicia (por su puesto) y unas patatas de Bonillo a la vista. En la calle Orillamar (bajando de la torre) hay un par de bares curiosos.

El último día aproveché para entrar en algunas iglesias (todas de entrada gratuita). El mercado está detrás de Mª Pita, paseo por la Rosaleda y al fin tomar el sol en la playita de Riazor. Y último café en uno de los bares de la playa que me encantó. Es como parado en el tiempo también, se llama La Verduria (o algo así), buen trato y precio.

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Reader Interactions

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: