dscn0023

Por la vida de alquiler I

O cómo ser interino de educación y no perder la salud mental en el intento.

– Llevate bien con la gente de Cafetería, Conserjería,  Secretaría, tu departamento y Junta Directiva, ¡por este orden! Ya que te salvarán la vida en más de una ocasión.

– Aunque tengas que mudarte 10 veces en un curso o vayas para 2 semanas, lleva siempre en la maleta algo personal. Como un peluche o la foto de tus amigos para que cuando llegues a casa tengas algo familiar que te haga sentirte en casa.

– Para que todo ese «turismo con la delegación» no sea en valde, aprovecha el tiempo que pases para conocer la zona y las oportunidades que te brinde. Convence a tus amigos para que te visiten. Integrate con los compañeros y sal con ellos fuera del instituto, unos compis de piso majos que hagan cosas juntos también ayuda mucho.

– Aunque los primeros días estés agobiada preparando las clases nuevas, sal a pasear por el barrio y así familirizarte con las tiendas, parques, ve al centro, o da una vuelta con el coche antes de llegar a casa para ver donde vives. Somos personas, no máquinas, así que dedicate tu tiempo.

– Sobre todo, y ante todo, aprende a vivir en la incertidumbre. No te agarres a lo que conoces, disfruta de lo que cada circunstancia te ofrece.

Fin de este primer capítulo de la serie. Se agradecen opiniones, ideas y experiencias.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Reader Interactions

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: